NINJUTSU

Cultura Ninja. Filosofía, Historia, Mitos y Leyendas

Mi nuevo nombre Ninja

5 min read

Mi nuevo nombre Ninja

Por Sensei Mario Neri.

El verdadero Ninja no es la persona que memoriza movimientos y conceptos. El verdadero Ninja es ese espíritu que se templa adentro de ti con las arduas horas de entrenamiento, al igual que el acero de una espada.

El verdadero Ninja, es ese espíritu imparable, poderoso y hacedor, que se siente invencible y magnánimo, pero humilde y amoroso al mismo tiempo.

Tu verdadero Ninja es ese espíritu que es enorme, que se siente como una fuerza de la naturaleza, y que cuando entrena con este cuerpo, lo encuentra chiquito y frágil.

El verdadero Ninja es ese ente espiritual que vive adentro de ti, que ha decidido entrenar este frágil cuerpo para que pueda soportar la energía de su presencia en él, y que es tan poderoso, que cuando lo entrena, hasta siente que se le puede romper.

El Ninja no es ese tú asustado e inseguro, al que le cuesta trabajo mantener la disciplina. Tu Ninja interior no necesita esforzarse por ser disciplinado porque él se siente todo el tiempo lleno de energía, como un sol radiante. Es tanta su energía, que necesita expresarla con poder y esplendor, así que agarra tu cuerpo y lo machaca para que se haga duro y resistente.

Esta es la más profunda y elevada esencia de las enseñanzas del Ninjutsu, y de cualquier otro arte marcial bien ejecutado. Todos los fundadores de los sistemas marciales más grandes, experimentaron esto.

Bruce Lee decía que él sentía una energía descomunal por dentro, que quería expresarse a través de sus puños…

Debido a que tu Ninja interior no eres tú (Por lo menos no el tú cotidiano), esa parte de ti debe tener un nombre apropiado a su manera de expresarse.

Cuando tus padres te dieron el nombre que tienes, ellos no sabían que algún día nacería otro tú más poderoso y espléndido, así que tu nombre cotidiano no expresa a tu Ninja interior, y es por eso que debes darle un nombre, y un nombre bueno. Uno inspirador. Un nombre que cada vez que lo pronuncies, evoque lo mejor de ti mismo, expresándose en el mundo, como un poderoso súper héroe.

Tal vez, de entrada pueda sonarte cursi, pero dime… Aún cuando todo este cuento del Ninja interior no fuera cierto y fuera solo una fantasía, si esto te da inspiración para ser más poderoso y hacedor en tu vida, en vez de ser un tipo asustado o una chava insegura… ¿Qué rayos importa que sea solo una fantasía?

Así que yo prefiero vivir inspirado y pensando que soy un súper guerrero de la vida, aunque sea una fantasía, que vivir siendo “realista y “con los pies en la tierra”, pero falto de energía para luchar por mis sueños.

Quise compartir todo este “choro”, porque hoy quiero compartir mi nuevo nombre Ninja.

Mi nuevo nombre Ninja

Cuando recibí mi viejo nombre, era otra persona. En los últimos 5 ó 6 años, he estado trabajando muy intensamente con mi Ninja interior, o más bien debiera decir, que él ha estado trabajando intensamente conmigo, al grado de que ahora ya no me siento la misma persona. Ya no pienso igual, ya no deseo las mismas cosas y ya no veo la vida como la veía antes. Mis valores, mis principios y mis compromisos han cambiado, al igual que mi forma de enseñar como maestro.

Ya no me sentía a gusto con mi viejo nombre Ninja. Ese fue el nombre del Ninja que fui. Sí, ya era un Ninja, pero era diferente. Hoy, adentro de mí hay otra clase de Ninja, y ese nuevo Ninja, se merecía un nuevo nombre.

Días antes, estuve contactando con mi Ser Interior y pidiéndole que por favor contribuyera para que mis alumnos fueran vehículo de lo superior, para darle un nombre digno a mi nuevo Ninja interior.

Bien, no me voy a extender más en los detalles de cómo pasó todo esto, pero sí voy a compartirte el nombre que por fin, mis alumnos en mesa redonda, decidieron asignarme, y lo que significa para mí y para mi Ninja interior, y aquí está…

Cometa

Mis alumnos decidieron asignarme el nombre Ninja de “Cometa”. Me dijeron, de una manera muy halagadora, que asignarme el nombre de un animal e incluso de una fuerza de la naturaleza, me hubiera quedado corto... ¡Woao! 🙂

Luego continuaron diciendo que como saben que soy todo espiritual y disciplinado y alguien que dedica mucho tiempo a la meditación y a la lectura, que me veían como alguien que siempre está volando por el espacio. Y que lo que más les vibró por dentro como nombre, al pensar en mí, era algo así como un cometa. Un objeto celestial que anda volando por el espacio con una fuerza descomunal, en su propia órbita, lejos de la tierra.

No tengo palabras para describir el enorme gusto y placer que me da, el haber recibido este nuevo nombre. Estoy muy contento con él. A mi Ser Interior le encantó. Mi Ninja resuena con este nombre, porque describe exactamente cómo percibo Yo a mi Ninja interior.

Mi Ninja interior es justamente así. Es un maestro interior, es mi maestro, y después de tantos años, y con tantos maestros, su habilidad para enseñarme se ha afilado tanto, que últimamente se la pasa ajustando en el blanco una y otra vez.

Un cometa es un cuerpo celeste que tiene su propia órbita, alejado de la tierra… Así es mi Ninja interior. Le gusta estar solo, mucho tiempo y se la pasa reflexionando, alejado del mundo, en "su propia órbita” de pensamiento.

La órbita elíptica de un cometa lo acerca y lo aleja del sol en un vaivén constante… Yo soy igual, mi Ninja es igual. Sube y baja, se acerca a lo superior, y luego se aleja mucho en oscilaciones a veces dramáticas.

Y como fuerza de la naturaleza... mi Ninja también es como un cometa, es un espíritu encendido de energía que se mueve a una gran velocidad.

Mi forma de pelear es igual, me lanzo en línea recta al centro de mi oponente, arrojando toda mi energía al frente, para estrellarme con él, en una explosión devastadora que lo haga salir de mi órbita.

Amigos, alumnos, gracias. ¡Gracias por mi nombre! Estoy seguro que fueron vehículo de lo superior en ustedes, al haberme asignado este nombre. De todo corazón mil gracias.

Para terminar, quiero agregar: Que en la antigüedad, un Ninja pasaba a la historia, siendo reconocido más por su nombre Ninja, que por su nombre personal. Y aunque ya no estemos en la antigüedad, yo también quiero pasar a la historia, con este nombre. Porque aun cuando mi historia llegue a ser muy pequeña e insignificante, habrá sido de gran valía para mí, porque viví como quise vivir e hice todas las cosas que quería hacer, sin haber sentido miedo de nada… Como un Ninja.

Gracias por compartir conmigo, la historia de mi nuevo nombre Ninja

Sensei Mario “Cometa” Neri

 

Deja un comentario

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.